Envío gratuito por compras superiores a 100 € y 30 días de devoluciones gratuitas
Calidad y diseño sueco
Calificación de 4,6 con más de 580 000 reseñas
Busca categoría, producto, actividad...
Cart icon
Mujeres
Hombres
Accesorios
Guías
Ofertas

Qué ponerse para esquiar

29 de noviembre de 2023

¿Te estás preparando para un día emocionante en las pistas? Tanto si eres un esquiador experimentado como si es la primera vez que vas a la montaña, saber cómo vestirse adecuadamente es clave para disfrutar de una experiencia cómoda y agradable. En esta completa guía, te explicaremos los elementos esenciales de la ropa de esquí, para ayudarte a mantenerte abrigado, seco y listo para esculpir esas pistas inmaculadas.

Cómo vestirse para esquiar y hacer snowboard

Cuando se trata de vestirse para las pistas, no existe una solución única para todos los casos. La temperatura y las condiciones meteorológicas pueden variar mucho en función de tu ubicación. Además, tu nivel de actividad variará a lo largo del día. Es posible que sientas frío en el telesilla mientras estás sentado, pero al descender aumentará tu ritmo cardíaco y tu nivel de actividad, lo que hará que te sientas caliente y sudoroso. La clave es vestirse por capas. Después, puedes regular tu temperatura corporal en distintas condiciones añadiendo y quitando capas.

Capa base

La capa base proporciona calor, pero su función principal es evacuar la humedad de la piel. Para esquiar, recomendamos las capas de base de merino o sintéticas. Las capas de base sintéticas son más duraderas y tienen propiedades excepcionales de evacuación de la humedad, mientras que la lana es naturalmente resistente al olor y también es termorreguladora.

Elige el peso de la capa base en función de la temperatura exterior y de la facilidad con que pases frío o calor. Las capas base ligeras y de peso medio suelen ser las mejores para esquiar.

Características inteligentes de la capa base para esquiar

  • Parte inferior de la capa base hasta la pantorrilla para evitar el exceso de tejido en las botas de esquí.

  • Pasamontañas integrado para evitar que el aire frío llegue a la zona del cuello.

  • Media cremallera en el cuello para una mejor ventilación cuando sientas calor y sudes.

Capa intermedia

La capa intermedia aísla y ayuda a mantener el calor durante los días fríos. Recomendamos un forro polar o un chaleco aislante ligero debajo de la chaqueta de esquí. Tienen una elevada relación calor-peso, lo que significa que abrigan sin añadir demasiado volumen. Si tienes una chaqueta de esquí aislante, puede que no necesites una capa intermedia.

Características inteligentes de la capa intermedia para esquiar

  • Una cremallera completa permite cambiar de capa sin esfuerzo a lo largo del día.

  • El cuello alto sin capucha impide la entrada de aire frío y se adapta perfectamente a tu chaqueta de esquí.

Capas exteriores

Existen dos tipos diferentes de capas exteriores para esquiar: la ropa exterior y la ropa aislante. En lo que respecta a la ropa de esquí, las opciones aislantes proporcionan calor y sencillez, pero pueden ser más voluminosas y menos transpirables. Por otro lado, la ropa exterior ofrece versatilidad, transpirabilidad y personalización, pero requiere una capa eficaz para mantener el calor. Tu elección dependerá de tus preferencias en cuanto al calor y la flexibilidad en las pistas.

Qué buscar en una chaqueta de esquí o snowboard

  • Bolsillo para forfait: Te permite acceder fácilmente a tu forfait cuando estés en el remonte. No es necesario quitarse los guantes ni las manoplas.

  • Puños interiores con orificios para el pulgar: Los suaves puños interiores con orificios para el pulgar son fáciles de llevar dentro de los guantes y manoplas y evitan que el aire frío o la nieve entren en la chaqueta.

  • Bolsillo de malla para guantes o manoplas: Un gran bolsillo de malla en el interior de la chaqueta es una forma cómoda y transpirable de guardar los guantes o manoplas cuando te tomas un descanso. La malla permite que los guantes mojados o húmedos se sequen mejor y no atrapa la nieve ni la humedad en el interior del bolsillo.

  • Faldón para nieve polvo: Un faldón para nieve polvo, o faldón para nieve, actúa como una barrera alrededor de la cintura y evita que la nieve entre en la chaqueta o los pantalones; una buena característica cuando das una voltereta o te aventuras en nieve polvo profunda.

  • Capucha compatible con casco: Levantarse la capucha con el casco puesto es ideal para los días ventosos y fríos en las pistas para evitar que el aire frío entre en tu ropa.

  • Cremalleras de ventilación: Cuando pasas calor y sudas, la transpirabilidad de tu ropa puede no dar abasto. Las cremalleras de ventilación bajo los brazos permiten expulsar el aire caliente y húmedo con mayor rapidez, lo que mejora la gestión de la humedad y evita el sobrecalentamiento.

  • Protección contra el viento y el agua: Tu chaqueta de esquí debe ser, como mínimo, resistente al viento y repelente al agua. Sin embargo, si te caes con frecuencia o te encuentras con condiciones húmedas, elegir una chaqueta de esquí impermeable puede ser mejor opción.

Qué buscar en unos pantalones de esquí o snowboard

  • Petos: El diseño más alto permite un ajuste más seguro y evita que la nieve entre en los pantalones. Ten en cuenta que es más difícil salir de ellos durante las pausas para ir al baño.

  • Polainas de nieve: Las polainas de nieve son puños interiores con elástico que puedes sujetar firmemente alrededor de tus botas de esquí. Evitan que la nieve entre en los pantalones o las botas.

  • Refuerzos en el tobillo y el dobladillo: Los resistentes protectores de rozaduras y los dobladillos reforzados proporcionan más durabilidad y protección contra los bordes afilados.

  • Asiento reforzado:El refuerzo en el asiento proporciona una protección adicional al sentarse en la nieve o en el telesilla.

  • Cremalleras de ventilación: Expulsa rápidamente el aire caliente y húmedo del interior de tus pantalones de esquí para mejorar la gestión de la humedad y evitar el sobrecalentamiento.

  • Protección contra el viento y el agua: Deberías tener al menos unos pantalones de esquí resistentes al viento y repelentes al agua. Pero si a menudo te sientas o te caes en la nieve, unos pantalones impermeables te proporcionarán más protección.

Accesorios para esquiar

Calcetines de esquí

Elige calcetines hasta la rodilla de fibras sintéticas o lana que absorban la humedad para tener los pies cómodos y secos mientras esquías. Un ajuste ceñido evita que los calcetines se deslicen hacia abajo y se amontonen, mientras que la amortiguación estratégicamente situada en la espinilla, el talón y los dedos ayuda a absorber los impactos y a minimizar el dolor durante las sesiones de esquí prolongadas.

Calentador para el cuello o pasamontañas

Los calentadores para el cuello o los pasamontañas son accesorios versátiles que impiden que el aire frío entre en tu chaqueta, manteniéndote abrigado y protegido de los elementos. Opta por materiales transpirables y que absorban la humedad, como el forro polar, la lana o las mezclas sintéticas. Muchos calentadores de cuello y pasamontañas pueden llevarse de distintas formas para adaptarse a las distintas condiciones meteorológicas.

Guantes o manoplas

Los guantes o manoplas de esquí deben ser impermeables para proteger las manos de la nieve húmeda y el viento. También deben estar aislados para proporcionar más calor. El aislamiento sintético es una buena opción, ya que es de secado rápido y más resistente a la humedad que el plumón. Los guantes suelen ofrecer mayor destreza que las manoplas, ya que cada dedo está aislado individualmente. Las manoplas, en cambio, proporcionan un calor superior, sobre todo en condiciones de frío extremo.

Funciones inteligentes para guantes o manoplas de esquí

  • Las palmas y los dedos reforzados hacen que los guantes o manoplas sean más duraderos para soportar el desgaste del esquí.

  • Los puños largos con cierres de Velcro o cincha evitan que la nieve entre en los guantes o manoplas y mantienen las muñecas calientes.

  • Las correas de muñeca evitan que tus guantes o manoplas se pierdan si se te caen accidentalmente.

Gafas de esquí

Las gafas de esquí deben proporcionar una visión clara y protección, además de comodidad. Busca unas gafas con un forro de espuma suave que te proporcione un cómodo sellado alrededor de la cara y ventilación para permitir que el aire circule por el interior de las gafas. Un buen flujo de aire y un revestimiento antivaho evitarán que se forme condensación en el interior de la lente, garantizando una visión clara en todas las condiciones.

¿Qué es VLT?

VLT son las siglas de Visible Light Transmission (transmisión de la luz visible) e indica el porcentaje de luz que atraviesa la lente. Las lentes con menor VLT son más oscuras y más adecuadas para condiciones de luminosidad, mientras que las lentes con mayor VLT son más ligeras y mejores para condiciones de poca luz.

Cómo vestirse según la temperatura

Tiempo cálido

0 °C a +10 °C

Cuando se esquía con tiempo más cálido, es esencial vestirse con capas ligeras y finas que hagan hincapié en la transpirabilidad y la evacuación de la humedad. Este tipo de capas te ayudarán a mantenerte fresco y cómodo, incluso cuando estés activo. Las capas de base de lana merina o sintética, las capas intermedias de forro polar o lana fina y las chaquetas y pantalones ligeros son opciones ideales para esquiar en las estaciones más cálidas.

Tiempo frío

0 °C a -10 °C

A medida que baja la temperatura, ajusta el nivel de aislamiento para mantener el calor. Con una capa exterior aislante, opta por una capa base más ligera para evitar el sobrecalentamiento mientras estás activo. Con un chaleco como capa intermedia, puedes añadir aislamiento a tu torso sin añadir volumen extra que pueda restringir los movimientos de tus brazos. 

Tiempo extremadamente frío

-10 °C e inferior

Cuando el tiempo es gélido, es fundamental vestirse por capas. En lugar de confiar en una única capa exterior gruesa, llevar varias capas puede mantenerte más abrigado y seco. Además, una capa exterior ofrece una protección contra la intemperie y una transpirabilidad superiores a las de la ropa aislante. Esta versatilidad es especialmente beneficiosa cuando las temperaturas y los niveles de actividad fluctúan.

×